Yusuke Aiden

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Yusuke Aiden

Mensaje por Yusuke Aiden el Vie Dic 31, 2010 12:28 am



~ Nombre ~
Yusuke Aiden

Alias
Alma Partida.

~ Edad ~
Sobrepasa por poco el milenio y medio de edad, aunque su aspecto físico es de unos 25 años aproximadamente.

~ Sexo ~
Masculino.

~ Especie ~
Trono de la Compasión.

Oficio / Rango
Capitán de la Armada Fafner.

~ Descripción Física ~
Descripción general » Su aspecto es imponente, de cuerpo enorme y muy musculoso, de rasgos amplios y huesos grandes. Sus movimientos generales son medidos y exactos, producto de un largo entrenamiento militar. Su voz es grave y calma, salvo cuando entra en el furor de la batalla y obtiene una asombrosa potencia. Sus manos son grandes y callosas por el manejo de las armas de cuerpo a cuerpo. Viste con sencillez extrema, su ropa suele ser de dos piezas y de colores pardos o negros, calza botas resistentes de cuero, y su único accesorio es el cinturón de su espada. Suele llevar envuelta en los hombros una capa corta de seda blanca, otorgada por Dios en el momento de su ascenso a Trono.
Ojos » El color de sus pupilas fluctúa azarosamente en tonos de celeste, turquesa y verde agua, sin nunca permanecer más de unos segundos del mismo color.
Cabello » Castaño rojizo y largo hasta los omóplatos, muy erizado salvo en los mechones de su flequillo que caen en derredor de sus ojos.
Peso y altura » Mide 1,96 y pesa 107 kilos con las alas incluidas.

~ Descripción psicológica ~
Humor » Suele ser muy tranquilo y calmado. Es muy extraño verlo alterado, salvo en casos de lucha inminente cuando a veces actúa enérgica y decididamente. A veces es más serio y a veces es más alegre, pero en él siempre predomina la calma.
Actitud » Se conduce con extremo respeto, sin importar la situación. Esto a veces hace que use palabras pasadas de moda, que dé muchas vueltas para decir las cosas, o que se maneje con demasiada ampulosidad. Incluso en batalla trata a su oponente con respeto, y es muy extraño que tutee a alguien. Siempre está dispuesto a prestar auxilio a quienes lo necesitan, sin esperar nada a cambio, y su bondad es tan grande que a veces raya en la ingenuidad.
Gustos » Disfruta mucho del entrenamiento físico y de la Naturaleza en general. Ama los paseos en soledad o en compañía, por sitios agrestes. Disfruta mucho de la compañía de las personas que aprecia. Por lo demás, es un hombre de gustos sencillos y casi ascéticos.
Disgustos » Las lisonjas, los honores y los lujos le molestan. A pesar de su poder y de su trayectoria, es un hombre de perfil muy bajo y esto a veces entra en conflicto con sus deberes. Le gusta la vida sencilla y la simple dedicación a sus luchas, por eso las honras y las posesiones materiales lo hacen sentir incómodo. Detesta también la injusticia y todo acto malvado.
Objetivos básicos » Su ideal más profundo es la bondad y el hacer el bien a los demás, usando su fuerza y todas sus capacidades. También su Fe es muy poderosa a causa de lo que ha vivido en su existencia, por eso el servicio a Dios es una gran motivación para todas sus acciones. La mayor parte de sus logros de estatus los ha alcanzado como resultado de esos fines, y no de buscarlos activamente. Desea volverse más fuerte para servir cada vez mejor a los propósitos divinos, y con ese objetivo entrena constantemente y se esfuerza en superarse a sí mismo.
Descripción General » Servicial, caballeroso, educado y sumamente respetuoso. Los siglos de servicio marcial en los Cielos le han dado un cierto porte militar, no como el de los humanos, rígido, brusco, enérgico; sino más bien erguido, fuerte, que impone presencia. A pesar de eso y del tremendo tamaño y poder de su cuerpo, es sumamente humilde y tímido, sobre todo con las mujeres. Se sonroja con extrema facilidad y de modo muy intenso. Trata a las damas con especial respeto, con parsimonia, especialmente a las desconocidas. Le cuesta tutearlas y se dirige a ellas con extrema cortesía. Saluda con mucha educación, tal vez con demasiado aspaviento para la ocasión, lo cual a veces lo hace ver un poco fuera de lugar. Es recurrente que se presente, salude o se dirija a alguien con una inclinación de cabeza o directamente con una genuflexión. Su instinto protector es perentorio y no vacilará en dar todo de sí por cuidar a un alma pura (o casi) que solicite su protección. Si se halla en un ambiente de confianza, puede ser cómico, chistoso, afable, siempre atento y amable.

~ Habilidades: ~
Colocar de acuerdo a raza y nivel la cantidad de habilidades estipuladas. Deben estar BIEN detalladas y separadas. No será admitido el overpower y las habilidades deben ir acorde a la raza y a las debilidades.
  • Sanación »Yusuke desarrolló diversas habilidades de curación a sí mismo y a otros, entre las que cuentan:
    Nivel 1: Curación. Mediante un toque puede curar las heridas de otra persona o criatura. Las heridas menos graves desaparecen instantáneamente, otras más graves pueden tardar hasta 3 turnos seguidos de concentración para curarse en el caso de lesiones mortales.
    Nivel 2: Recuperación. Yusuke puede recuperar la energía gastada en combate, sea por cansancio físico o por el uso repetido de habilidades cansadoras tales como el control elemental, regeneración, etc. Requiere concentración total, y cada turno empleado en ella permite “retroceder” cuatro turnos, es decir, volver al nivel de cansancio y gasto de energía que tenía cuatro turnos atrás.
    Nivel 3: Regeneración. Las heridas de Yusuke sanan con velocidad asombrosa, su sangrado se detiene rápidamente y el proceso de cicatrización es más rápido de lo normal. Con tiempo y descanso, incluso puede recuperar extremidades perdidas.
  • Fuerza divina » La fuerza física de Yusuke es muy superior a la media, incluso para un Trono. Puede cargar grandes pesos y realizar proezas de fortaleza. Ésta no es una habilidad mágica sino una característica física, por lo que su uso no implica más gasto de energía que el mero esfuerzo de la tarea en cuestión.
  • Alas terrenas »Como producto del tiempo que Yusuke pasó en la tierra con las alas cortadas, además de sus alas físicas puede invocar unas alas transparentes de energía que brotan de sus tobillos. Éstas le permiten caminar o correr en el aire cual si pisara suelo firme; desplazarse de forma horizontal, vertical u oblicua, y dar saltos de metros de largo, siempre y cuando la distancia vertical al suelo no supere los diez metros.
  • Control elemental de la tierra » En la batalla que lo llevó a la muerte, el frenesí de los acontecimientos hizo surgir en su interior el poder del control del elemento tierra. Dicho poder cuenta con dos niveles:
    Nivel 1: Control. A este nivel, Yusuke puede emplear su mente para controlar la forma de la tierra, lo cual incluye todos los materiales minerales naturales y/o que formen parte del suelo. Al moldearla a voluntad, puede moverla (pero no hacerla flotar), manipular su forma, romperla y reconstituirla.
    Nivel 2: Círculo divino. Implica hacer aparecer en la tierra o el suelo un círculo mágico de 5 metros de diámetro, impregnado de energía de la Fe. Dentro de este círculo, las criaturas demoníacas o que canalicen energía oscura, sufren un malestar que les dificulta la lucha y les impide el conjuro de hechizos. El área que abarca el círculo se extiende en forma de cilindro hacia arriba, de forma indefinida, por eso no es necesario estar en contacto con el suelo para recibir su influjo. El círculo puede ser estático en la tierra o desplazarse junto con un objeto o persona en derredor del cual haya sido convocado, a voluntad de Yusuke.
  • Escudo alado » Las siete alas de Yusuke funcionan como un eficiente escudo, tanto para la magia como para los impactos físicos. No son impenetrables, pero disminuyen el impacto de la energía y la magia, y en cuanto a proyectiles e impactos físicos tienen una resistencia similar al kevlar.
  • Rastro en la Mente » Durante su última pelea con el demonio mayor de la Ira, la vida de Yusuke se salvó gracias a un escudo psíquico que su arma anterior desplegó en derredor de su mente. Desde entonces, la huella de esa protección pervive en Yusuke, haciéndolo inmune a hechizos o efectos mágicos que afecten la mente. (Hipnotismo, control mental, ilusiones, etc.) Esta protección puede ser retirada según la voluntad de Yusuke.
  • Espejo » Posee la capacidad de emular una técnica que haya visto emplear a otra persona en los anteriores cinco turnos. Este poder no permite a Yusuke conocer las características, el precio o el alcance de la técnica copiada, sólo imitarla tal como la ve. Cualquier penalización (gasto de energía, etc.) que la técnica suponga para su poseedor también se aplicará a Yusuke. Una técnica que implique el uso o la canalización de energía oscura es copiada, pero su energía es transformada en energía divina.


~ Debilidades ~
  • Debilidad elemental » Es débil ante el control elemental del agua y del fuego.
  • Herida » Conserva una marca invisible en la zona frontal de su torso, residuo de la división de su alma en la creación de su espada Lamento Sagrado. Se ha ido curando lentamente, pero la porción más superficial, que pasa por el medio de su pecho entre la base de la garganta y el tercio superior de su esternón, sigue especialmente afectada. Cualquier golpe directo en ese punto producirá a Yusuke un dolor terrible que lo paralizará, y si está muy herido, podría dejarlo inconsciente.
  • Peso » El tamaño y el peso del cuerpo de Yusuke le pueden resultar desventajosos en batalla. Sus movimientos son más pesados de lo normal, los movimientos ágiles se le dificultan, y puede hundirse si no está sostenido por una superficie firme.


~ Armas ~
Yahveh la Bailarina. Espada bastarda de mágicas propiedades, entregada a Yusuke luego de la pérdida de su anterior arma Lamento Sagrado. Su empuñadura está decorada en tonos de azul y dorado, y una piedra roja guarece el guardamanos. Lleva escrito el nombre de Yahveh en la hoja. Es una espada particular que posee alma propia, lo cual implica que está dotada de percepción y de personalidad. A través de la joya de su empuñadura, puede proyectar una suerte de imagen holográfica que la representa, mediante la cual puede comunicarse con otras personas. Esta ilusión muestra la figura de una muchacha de largo cabello rizado negro, curvas generosas y vestimenta a tono con el diseño de la empuñadura del arma. Dicha imagen sólo puede interactuar físicamente con Yusuke, para los demás será tan intangible como las imágenes sobre una pantalla de cine. El apodo del arma proviene de su capacidad de elevarse en el aire y desplazarse a una orden mental de su dueño.

~ Anexo ~
Aunque en su cuerpo es poco visible, su ser está cortado al medio gracias al proceso que engendró a su anterior arma Lamento Sagrado. Este tajo, que llega hasta el fondo de su espíritu, le resulta muy doloroso. Con el paso de los siglos logró acostumbrarse, pero es un dolor sordo que llevará toda la vida.
Se rumorea que está muy bien dotado.

~ Historia ~
Yusuke fue creado como un ángel guerrero de Dios, y a tal propósito sirvió durante siglos bajo el mando del Dios de la Luz, luchando contra los demonios. Su convicción y su fe le hicieron esforzarse por mejorar cada vez más, hasta que le fue permitida la obtención de un arma personal especialmente fuerte. Dicha arma era una espada con alma, forjada con un trozo del espíritu del propio Yusuke. El ángel accedió a someterse al doloroso proceso, y su alma fue cortada en dos partes. La pieza de sí mismo que había perdido volvió a él en forma de una gran espada de nombre Lamento Sagrado. El arma tenía el alma de una niña, pura, cándida, alegre y algo sobreprotectora; pero su tamaño enorme y su filo descomunal podrían disfrazar un poco las apariencias. Yusuke y Lamento Sagrado pronto congeniaron y su vínculo se hizo sumamente estrecho. El arma acompañó al ángel en todas sus batallas, así como en el tiempo de paz y descanso entre éstas.

Sin embargo, a medida que pasaba el tiempo y el ángel descendía una y otra vez a la Tierra en sus misiones, veía con sus propios ojos el sufrimiento del mundo y se preguntaba cómo un Dios supuestamente tan bueno y tan poderoso permitía que esas cosas pasaran. La duda creció secretamente en su corazón, hasta que finalmente no lo soportó más, y decidió separarse de las huestes celestiales. Una noche, escondido en las capas más bajas de nubes, usó su propia arma para cortar sus alas, y con ellas el vínculo que lo unía al Cielo. De esa manera, no podrían rastrearlo y obligarlo a regresar, pero renunciaba voluntaria y completamente a las delicias del Cielo. Dicha mutilación, contemplada con espanto por el arma que él mismo estaba manejando, le dejó ardientes y terribles heridas en la espalda, teñidas de desgarradora melancolía, pérdida y miedo. Las nubes no lo sostuvieron y Yusuke Aiden se precipitó a la Tierra.

Luego de un tiempo como vagabundo, acompañado siempre por su fiel Lamento Sagrado, y de viajar de ciudad en ciudad buscando algo que hacer de sí mismo, acabó en el Valle de las Bestias. Allí conoció casi por casualidad al dragón Kenryu, regente del Valle. Éste vio que Yusuke no tenía a dónde ir, y le ofreció quedarse en el valle como miembro de la armada Fafner que protegía el lugar. Habiendo encontrado finalmente un sitio al que pertenecer y una buena obra a la que dedicar su fuerza, el ángel aceptó aturdido y entusiasmado. Costosamente por la añoranza que arrastraba como un costal de hierro, se fue acostumbrando a la vida en la Tierra, sin Dios ni nada que lo sostuviera salvo las personas que había ido encontrando en el camino. Paulatinamente, comenzó a amar al Valle y a sus habitantes con pasión, dedicándose día y noche a patrullarlo y a ayudar a sus habitantes. Su fidelidad por el monarca se mantuvo, y de hecho creció con el tiempo, alimentada por la admiración que Yusuke sentía ante el bondadoso Kenryu. Dicha fidelidad y dedicación fueron las que le valieron tiempo después ser nombrado capitán de la armada, y desde ese nuevo puesto redobló sus esfuerzos por dedicarse al servicio de las criaturas del Valle.

Pero el mal amenazaba, y una misteriosa ciudad demoníaca surgió en la retaguardia misma del Valle, la ciudad de Irem. Un día como tantos otros, Kenryu apareció agitado con la noticia de que Alastor, el regente de la ciudad maldita, había entrado en el terreno de las bestias. Yusuke acudió presuroso en auxilio del rey y del Valle, pero el tiempo apremiaba y casi no lograron conseguir refuerzos para cuando Alastor se hizo presente. Tal parecía que Kenryu y Alastor tenían asuntos pendientes, por lo que al principio se declaró un uno a uno entre ellos, y el monarca ordenó a sus subalternos que no intervinieran, sino que priorizaran la protección del Valle. La batalla fue dura y espectacular, y finalmente Kenryu perdió la vida defendiendo a su gente. Ante este hecho, la ira invadió violentamente a Yusuke, quien se olvidó de las órdenes del rey y se lanzó a combatir contra el poderoso demonio mayor. La balanza nuevamente se inclinaría hacia Alastor, puesto que Yusuke había peleado con tanta saña que se descuidó a sí mismo y cayó ante el poder del demonio.

Cuando despertó, el ángel había retornado inexplicablemente al Cielo, y Lamento Sagrado, su compañera de la existencia, había desaparecido. El terror invadió a Yusuke, pues el ángel pensó que Dios lo había llevado hasta las alturas para castigarlo personalmente por su traición y su deserción. Pero cuál no sería su sorpresa al ser recibido con alegría. Resultaba que no sólo Dios no estaba furioso con él, sino que se sentía orgulloso. Eran los mismos principios divinos de amor y protección los que habían llevado a Yusuke a dar la espalda a su Dios y hacer su propio camino, buscando emplear su poder para ayudar a los demás. En retribución por sus obras, Yusuke fue ascendido, y sus alas perdidas le fueron devueltas como si nada hubiera pasado. Más aún, sus buenas acciones le valieron la ascensión de simple ángel a Trono de la Compasión. Luego de un largo y merecido descanso entre las nubes, en lo que había sido siempre su hogar y durante largos y dolorosos meses creyó perdido para siempre, le fue entregada una nueva arma en reemplazo de la anterior. Los demás ángeles dijeron a Yusuke que Lamento estaba bien, allí en algún sitio, y que un día volverían a verse.

Y fue entonces cuando, luego de varias misiones en distintos puntos de la Tierra, llegó al Trono el mensaje de que obtenía una nueva misión ahora, en el sitio que tanto había amado, era hora de retornar al Valle de las Bestias...

~ Imágenes ~

Yusuke
Spoiler:

Yahveh
Spoiler:
avatar
Yusuke Aiden
Clase A

Mensajes : 26
Fecha de inscripción : 26/12/2010
Edad : 27

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Yusuke Aiden

Mensaje por Dante el Vie Dic 31, 2010 7:12 am

Aceptada.

_________________
avatar
Dante
Rango S

Mensajes : 6
Fecha de inscripción : 21/12/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.