La galera solitaria y un poco de praliné

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

La galera solitaria y un poco de praliné

Mensaje por The Candymaster el Jue Ene 06, 2011 3:47 am

El desierto estaba sumido en un silencio absoluto, salvo por el constante sonido de un viento interminable. No había casi arena en el suelo, nada que fuera levantado por el aire en movimiento infinito, y lastimara los ojos de algún transeúnte hipotético. El horizonte era de contorno irregular, y el Temen ni-Gru se erigía solitario como una aguja telúrica. A lo lejos, podía adivinarse la ciudad de Fortuna, si es que alguien de vista aguzada la buscaba sabiendo que la encontraría. Por lo demás, el paisaje estaba desolado como los huesos de un muerto.

Lo único que resaltaba en la parda extensión pedregosa era un chillón puntito lila y amarillo fluorescente. Nada más y nada menos que un singular personaje, estaba sentado en la punta de un peñasco altísimo, dificilísimo de escalar. Los pies le colgaban en el vacío, balanceándose. Como cuarenta metros en pared a pico lo separaban del duro suelo de piedra.

Así y todo, el personaje no parecía temer por su seguridad, a pesar de la precaria posición en que se encontraba. Su expresión era entre neutra y curiosa; su rostro observaba en derredor con la expresión de un niño que está conociendo el mundo, mezclada con una rara extrañeza. Parecía atento o expectante, pero era muy difícil determinar exactamente en qué estaba pensando...
avatar
The Candymaster
Clase D

Mensajes : 7
Fecha de inscripción : 26/12/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La galera solitaria y un poco de praliné

Mensaje por Zeth Velkany el Dom Ene 09, 2011 7:32 am

--El individuo de hebras azulinas al igual que portaban sus ocelos los cuales poseían aquel color más claro, se equipó con su paraguas y una capucha oscura que cubrió todo su anatomía dejando sólo su vista en contacto de la luz del día. Pasó hacia la casa de sus padastros que le quedaban a unas pocas casas de la suya, para así señalarles-- Iré por el objeto prehistórico, padres. --Después de aquello, se retiró de la casa ya con la suerte que le dió su madrastra y padrastro; fueron las últimas palabras que entonó antes de salir de Fortuna, ya que sus pies se desplazaban directamente hacia el desierto al cual llamaban tierra de nadie.

Él iba preparado para cualquier fortuito que pudiera ocurrirle por aquellas extensas zonas, aparte de su paraguas y magia negra, portaba con su físico, el cual estaba muy desarrollado y que no se notaba con sus vestimentas. En la lejanía se le podía divisar con un mapa en sus manos sin prestar atención a su alrededor, mientras seguía con su camino, lo más lamentable, aún estando el camino correcto, no veía como se acercaba lentamente hacia el otro individuo que también se encontraba en el desierto.--
avatar
Zeth Velkany
Clase D

Mensajes : 6
Fecha de inscripción : 03/01/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La galera solitaria y un poco de praliné

Mensaje por The Candymaster el Lun Ene 10, 2011 7:21 am

Su oído captó unas pisadas que se aproximaban. Su oreja izquierda, aquélla del lado de donde venía el sonido, se movió ostensiblemente para captar mejor lo que comenzaba a percibir. De hecho, a primeras vistas parecía que se hubiera agrandado un par de centímetros, mientras se movía buscando el origen del ruido.

Finalmente, el demonio de galera giró la cabeza y observó a un individuo que venía caminando a nivel del suelo allá abajo. Enarcó las cejas con curiosidad. Se echó sobre el vientre, y dejó colgando las manos en el vacío mientras observaba al recién llegado.

-Miren nada más, patito de goma. He aquí la cúspide de las cúspides de un panegírico de por ahí. Me pregunto qué tanto andará haciendo ese caramelito aquí tan solo y su alma. Hipotetizando, claro, que tenga alma, o por lo menos, que dicha alma haya venido a acompañarle... Vaya, qué envidia, mi alma nunca ha accedido a acompañarme, y eso que le ofrecí llevarla a los fines de semanas de rebajas en la calle Condorito... Y bueno, todo no se puede. -Suspiró para sí mismo como finalización de su monólogo.

-Y bien, si así son las cosas, no veo razón suficiente como para dudar de la viabilidad de la posibilidad de la utilidad de la versatilidad de mi trasero. En fin. Y a todo esto, ¿quién será el transeúnte aquél?

El demonio se irguió con sus brazos como si hiciera ejercicios, y de un salto juntó sus pies con sus manos. Acto seguido, se puso de pie, retrocedió unos pasos, se giró, abrió los brazos y los juntó detrás de sí, bajó la cabeza, elevó una pierna hacia delante cual bailarín, y se arrojó a la carrera hacia el vacío. Saltó con los brazos y las piernas extendidos hacia los lados, y se dejó arrastrar por la gravedad justo por encima del joven, mientras gritaba:

-¡PANZAZOOOOOOOOOOOOOOOOOO!
avatar
The Candymaster
Clase D

Mensajes : 7
Fecha de inscripción : 26/12/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La galera solitaria y un poco de praliné

Mensaje por Zeth Velkany el Lun Ene 10, 2011 7:45 am

--Mientras iba extendiéndose por el camino, pudo escuchar con claridad aquel grito que presionó su estrecho oído, guardó con urgencia el mapa que llevaba en alguna zona de su cuerpo en la cual no pudiera ser dañado; desplazando con agilidad y rapidez su mano derecha hacia su cintura, para así tomar con sus dedos el paraguas que portaba en esa zona.

Posó tal objeto en dirección de donde provenía el sonido, dejándolo como señal de advertencia. Toda su facción se hacía invisible debido a la sombra que le daba el sol en aquella capucha, sus vocablos se oirían por primera vez en su vida temerarias, frías, para ser habladas de forma seca-- ¿Quién eres tú? --Al fijarse bien de los rasgos de su antágono, expandió su vista ocular, quedando impresionado a aquella facética que era dulce, pero por sus grandes y largos dientes daban el aspecto de algún monstruo.--
avatar
Zeth Velkany
Clase D

Mensajes : 6
Fecha de inscripción : 03/01/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La galera solitaria y un poco de praliné

Mensaje por The Candymaster el Lun Ene 10, 2011 7:52 am

-¡YEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEHEEEEEEEEEEE!

El demonio no mostraba temor alguno ante el hecho de estar precipitándose en caída libre desde cuarenta metros de altura. La sombra que proyectaba sobre el humano se hacía más grande a medida que se iba acercando al suelo... y de la nada, súbitamente, su trayectoria cambió. Su caída describió una curva hacia delante, y su cuerpo horizontal comenzó a atravesar el aire describiendo una curva en forma de parábola. El demonio agitó alegremente los brazos mientras volaba en irregulares espirales, a unos cuantos metros por encima del humano.

-¡Yo soy yo! ¡Yo soy el que proyecta mi sombra, soy el alfa y el omega, soy la florcita verde del campo, soy el que separa la gavilla del trigo! ¡Yo soy el que estornuda cuando me resfrío, el que contesta cuando me llamas, el que permanece aún cuando me quedo solo! Y si empezamos a hablar acerca de esencias, de seres y de palillos de helado, será cuestión de preguntar...

El demonio dio una voltereta en el aire y quedó suspendido con las piernas hacia arriba, sosteniendo su galera con ambas manos para no perderla. Dirigió al muchacho una sonrisa enorme.

-¿Tú quién eres?
avatar
The Candymaster
Clase D

Mensajes : 7
Fecha de inscripción : 26/12/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La galera solitaria y un poco de praliné

Mensaje por Zeth Velkany el Lun Ene 10, 2011 8:08 am

-- Respóndeme tú primero... --Esta vez su tono de voz fue más suave que en la primera impresión. Guardó su paraguas en el lugar que se encontraba situado en anterioridad, y llevó sus pálidas manos hacia la capucha que cubría todo su cuerpo, pero fue a una zona específica: Su cabeza. Tomó de aquella para así dejar su facción en cubierto.

Se trataba de un individuo que aparentaba 19 años, el cual poseía ocelos de color azulinos claros y sus hebras que se meneaban de forma incontable por el viento eran de color azulino oscuro, representaba una auto-estima alta, amable y social, la cual no dudó en hacer funcionar, entonando suavemente.--
...ya que yo empecé la pregunta. --Desarrolló una sonrisa agradable en ese instante, notándose como tenía literalmente escrita en su cara un "lo siento, me asustaste".--
avatar
Zeth Velkany
Clase D

Mensajes : 6
Fecha de inscripción : 03/01/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La galera solitaria y un poco de praliné

Mensaje por The Candymaster el Mar Ene 11, 2011 4:09 am

-Y yo terminé la respuesta -contestó el demonio con su voz chillona, enarcando una ceja como si el comentario del humano le hubiera parecido tonto.

El extraño personaje se quitó la galera y miró por unos momentos en su interior, como si estuviera buscando algo en ella. No pareció satisfecho, dado que colocó su galera en su sitio y siguió sosteniéndola con una mano mientras braceaba en el aire con la otra, para acercarse lentamente al joven.

-Ahora, yo empecé la pregunta, así que será cuestión de que tú termines la respuesta. Es la ley natural, claro. O la Torá... Aguarda... Ahora me ha entrado la duda. -Llevó una de sus amarillentas manos hacia su barbilla, pensativo.
avatar
The Candymaster
Clase D

Mensajes : 7
Fecha de inscripción : 26/12/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La galera solitaria y un poco de praliné

Mensaje por Zeth Velkany el Jue Ene 13, 2011 8:46 pm

-- Hahahaha --Se notó como empezó a reírse de forma suave y simpática. Después de retirar la capucha que cubría su cabeza, sus ocelos azulinos se posaron ante la fisonomía de su acompañante, observándole de pies a cabeza, asegurándose de que fuera alguien normal, hablándolo literalmente.--

Discúlpame, déjame presentarme. Mi nombre es Zeth, soy arqueólogo, muchísimo gusto... no-se-tu-nombre. --Sonrío amigablemente desplazando su mano derecha por el frío y libre siento, posándolo frente de su acompañante, en señal de saludo. Lo último que entonó sonaba a un juego de palabras (que generalmente hacen los estadounidenses xD!); lucía con aspecto tranquilo, como si aquél fuera una persona más, realmente, el era así, aceptaba a las personas sean como sean, sólo contaba los rasgos psicológicos.--
avatar
Zeth Velkany
Clase D

Mensajes : 6
Fecha de inscripción : 03/01/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La galera solitaria y un poco de praliné

Mensaje por The Candymaster el Vie Ene 14, 2011 6:54 am

-La Torá... Hum... Juraría que no, pero... Y el Corán no lo leí esta semana, así que tampoco me parece... Y la Cosmopolitan... no, allí no suelen publicar la Ley Natural, sería muy extraño que apareciera ahí... ¿Y la National Geographic...?

El demonio seguía hablando para sí, como si no hubiera escuchado que el joven le estaba hablando. Pero su oreja tembló y se extendió unos centímetros al oír las últimas palabras del humano. Súbitamente, el hombre amarillo le dirigió la mirada, y su cuerpo se puso tieso con renovada atención.

-¿Mi nombre...?

Luego de un segundo de silencio, el demonio estalló en sonoras carcajadas, tomándose la barriga con ambas manos y doblándose mientras daba erráticos giros en el aire.

-¡A eso te referías! Cuando preguntaste que quién yo era, pochoclito de maicena, creí que preguntabas por la quintaesencia última de mi ser. Menos mal, porque quién soy, es algo que requiere todas las palabras, el silencio, un pato de hule, y una buena cantidad de azúcar morena para poder expresarse correctamente. Pero mi nombre, niño feliño, eso, está fuera de discusión. ¡FESTICHOLAAAAAAA!

Con ese último grito, el demonio se zambulló en el aire como realizando un clavado. Descendió girando como tirabuzón, realizó un giro mortal, se colocó vertical a unos centímetros del suelo, y apoyó finalmente los pies tras un elegante descenso.

-Permíteme contestar a tu pregunta -dijo, con el pecho inflado, la voz inusualmente grave, y una mirada de seriedad afectada en el rostro. Su expresión cambió entonces a una sonrisa de picardía y sus ojos chispearon, a la vez que descendía el mentón para observar al joven desde las sombras del ala de su galera. Levantó hacia delante un pie de punta, como un bailarín clásico, y lo usó para impulsarse y girar como un trompo cada vez más rápido. Iba hablando con su característica voz chillona, mientras aceleraba y aceleraba hasta convertirse en un torbellino púrpura...

-Yo soy el indiscutible... el innegable... el inadmisible... el insalvable... el inelucidable... el intransmitible... el inconmensurable... el incomprensible... el insuperable... el inimagibable... el insostenible... el insaciable... el imponderable... el inexplicable... el inexorable... el impecable... el único, el místico, el crístico, el paroxístico, el pseudocrítico, el filántropo, el verborreico, el fenomenológico, el estrambótico, el psicótico, el robótico, el catastrófico, el explícito, el implícito, el sexplícito, el ilusiorio, el abalorio, el fosfórico, el calórico, el frigorífico, el dentífrico, el específico, el fisiológico, el fastuoso, el morboso, el hermoso, el fantabuloso, asombroso, resbaloso, desastroso, cremoso, borroso, hipocloroso, genialoso, casuístico y absolutamente encantador... -Se detuvo súbitamente con un pie apoyado hacia delante, una reverencia, la galera en su mano y una sonrisa de ojos pícaros y brillantes.- Candymaster.
avatar
The Candymaster
Clase D

Mensajes : 7
Fecha de inscripción : 26/12/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La galera solitaria y un poco de praliné

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.