Jace Beleren

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Jace Beleren

Mensaje por Jace Beleren el Miér Ene 12, 2011 3:27 am



~ Nombre ~
Bejik'Irthir [Desconocido]

Alias
Jace Beleren

~ Edad ~
500 años

~ Sexo ~
Masculino

~ Especie ~
Dragón

Oficio / Rango
Capitán de los Guardianes del valle, alquimista, y recolector de información.

~ Descripción Física ~
Descripción general » De elevada estatura, muestra una constitución fornida, de músculos fácilmente visibles sobre su tez blanca, bronceada por el sol a lo largo del tiempo. Todo su cuerpo se encuentra decorado por una suerte de tatuajes blancos; líneas que surcan su cuerpo de manera aparentemente aleatoria. Las más reconocidas son las que se encuentran en su rostro. Su piel es un poco áspera al tacto, y dura, dada la resistencia superior a la que poseería un ser humano promedio. Dispersos a lo largo de su fisionomía se encuentran algunas cicatrices apenas perceptibles, a causa de conflictos habidos en el pasado.
Ojos » Son color azul celeste. La mayoría del tiempo reflejan una mirada llena de desdén y seriedad. Esto, en compañía del tono de voz del dragón, tiende a dar a entender que se trata de una criatura indiferente y/o malhumorada. Es difícil escrutar su mente a través de su mirada.
Cabello » Corto y desordenado, ostenta un color azul marino. La irregularidad de su cabellera refleja cómo es él mismo quien se ocupa de cortarla, sin importarle qué tan bien queda. Entretanto esté corto no resultará un estorbo.
Peso y altura » Mide 1'95 y pesa alrededor de 85 Kg.

Transformación » En su forma original su estatura asciende precipitadamente hasta los dieciocho metros de altura, contando además con una cola que ostenta de ocho metros de longitud. Su cuerpo se encuentra recubierto por una multitud de escamas de color azul, frías y duras al tacto, pero de superficie lisa. Sus patas cuentan con tan solo cuatro dedos que acaban en unas gruesas y cortas garras. En su espalda, dos amplias alas le permiten alzar vuelo, delgadas y aparentemente frágiles, aunque hechas de una membrana flexible y resistente. Los bordes inferiores de éstas se encuentran, pareciese, dañadas, pero de forma mínima, aún cumpliendo con su utilidad.

~ Descripción psicológica ~
Humor » La mayoría del tiempo demuestra un carácter bastante malhumorado y cargado de sarcasmo y cinismo. Los únicos instantes en que expresa alguna chispa de alegría es cuando interactua con algo que haya llamado su atención, o al realizar algún descubrimiento.
Actitud » Su actitud puede resultar monótona o distante la mayoría de las veces. Aún cuando puede dialogar con quienes le rodean, o incluso brindarles alguna ayuda, no los ve como algo más que criaturas de relleno en el mundo, o en el mejor de los casos, peones. Tan solo algunos pocos despiertan una llama en él, sea para bien (mostrando ser individuos interesantes) o para mal (teniendo alguna actitud que choque fuertemente con la del dragón). Siempre se encuentra abierto a nuevos conocimientos, se den en el grado que se den.
Gustos » Los climas fríos le relajan. Tiende a masticar hielo cuando tiene la oportunidad y se encuentra pensativo o atento. Adora la comida, en general. Su mayor pasión es el saber, el conocimiento. Descubrir enigmas, acertijos, grandes misterios, e incluso cosas pequeñas como la base de algún hechizo o datos sobre una especie.
Disgustos » Aborrece los climas cálidos. Detesta fuertemente las interrupciones, sean durante una investigación o en la ejecución de algún plan. Esto último puede despertar en él un gran malhumor. No tolera las personalidades arrogantes, por el simple hecho de que él posee una, por lo que siente un fuerte roce al interactuar con otro similar. Ser visto por encima del hombro le pone de malas.
Objetivos básicos » Conocer, descubrir, aprender. Es consciente de la inmensa longevidad de su especie, y no pretende desaprovecharlo. El mundo le resulta curioso, tanto con sus pequeñeces como con sus maravillas, y como tal le llama la atención descubrir sobre éste. Esa misma curiosidad va más allá del ámbito académico, pues está dentro de sus intereses el convertirse en mercader de información.
Descripción General » Siendo un curioso por naturaleza, el principal motor en su vida es el preguntar y el aprender. Esto, en compañía de la avaricia y la arrogancia que habitan dentro de él, le hacen tener por norte el superarse continuamente: descubrir los secretos que le llaman la atención, y aún más si estos le alimentan de una o más formas. La mayor parte del tiempo se muestra sarcástico y agresivo, e incluso vulgar. Aún cuando ayude, o le ayuden, no mostrará precisamente su mejor cara.

~ Habilidades: ~


  • Dragón » Dotes que posee el dragón por su especie. Por motivos de coherencia en rol, y con permiso de la administración, interpretaré en rol cómo el personaje tiene algunos de estos aún si no están activos, pero no los utilizaré hasta tener el nivel necesario. Esto es para que no ocurran rarezas como que el dragón crece 10 metros de pronto, o le salen alas de repente, o de la noche a la mañana tiene escamas, etcétera. Aún cuando interprete que, por ejemplo, tiene escamas, si no tengo el respectivo nivel un ataque me hará daño normal.

    • Nivel 1 » En su forma original el dragón cuenta con una estatura de dieciocho metros. Sumado a eso, su cola cuenta con ocho metros más de largo. Debido a esto, su fuerza recibe una bonificación con respecto a otros de su especie que no estén en la misma condición. En su forma humana no tiene, obviamente, la misma potencia que en su apariencia original, sin embargo si está presente un aumento considerable en su fuerza.


  • Transmutación (Alquimia) » Técnica que consiste en cambiar la forma de una materia. Se rige bajo la ley del intercambio equivalente: tanta sea la masa inicial deberá ser la masa final. Un kilogramo de una materia sólo puede convertirse en un kilogramo de otra. No más, no menos. Como segunda restricción, el objeto inicial y el final deben tener alguna relación: el trigo puede convertirse en pan, o el cuero en un zapato, pero no una piedra en oro, o el agua en vino. El proceso consta de tres etapas: reconocimiento (apreciar la composición de la materia inicial), destrucción (destruir la forma de esa materia) y reconstrucción (darle la nueva forma deseada). La transmutación puede interrumpirse tras el segundo paso para fines ofensivos. La transmutación puede realizarse al chocar ambas manos, y posteriormente sobre el objetivo, o a través de un círculo alquímico esculpido sobre otro objeto (un guante con un círculo puede transmutar mediante un golpe, así como una espada, siempre y cuanto esté sujeto por el alquimista). Los turnos de carga dependerán de la magnitud de la transmutación: objetos pequeños pueden ocupar un turno o ninguno, objetos como espadas, lanzas, y demás de tamaño mediano, un turno, y las cosas grandes variarán.

    • Nivel 1 » Sólo se puede transmutar objetos inanimados. No se puede realizar transmutación alguna sobre criaturas vivas (con o sin alma) ni objetos mágicos.


  • Control elemental (Hielo) » Dominio sobre el hielo, sea producto del líquido que sea.

    • Nivel 1 » Mediante el tacto y su energía puede congelar a voluntad diversas masas de líquido. El tiempo ocupado será en proporción a la cantidad de líquido que sea objeto de su toque. Además, puede moldear el hielo.



~ Debilidades ~

  • Temperatura » Aún cuando su debilidad elemental original es la electricidad, y el viento, presenta desventaja en climas calurosos. Se siente incómodo en áreas con mucho calor, por estar acostumbrado a climas fríos. Esto se expresa en un agotamiento más fácil, por lo cual se le harán más difíciles los combates que se prolonguen en zonas así.

  • Desacostumbrado » Debido al desuso en el que ha caído su forma original el dragón ha perdido la costumbre de encontrarse en ésta. El esfuerzo físico realizado durante ese tiempo le resulta un poco agotador, por lo cual cada cuatro turnos en su forma dracónica deberá de tomar un turno de descanso (durante el cual sólo podrá defenderse, no podrá atacar, ni cargar. Durante ese turno le será más difícil moverse, por lo que esquivar será aún más complicado).

  • Debilidad elemental » Débil a la electricidad y al viento.


~ Armas ~

  • Daga » Una sencilla daga sin ninguna característica digna de mencionar, ni algún material impresionante. Mide veinte centímetros: diez de empuñadura, diez de hoja. Tiene una funda malgastada de cuero.

  • Bastón » Sencillo bastón de madera, aún más simplón que la propia daga. Mide alrededor de un metro con setenta centímetros, o un poco más. Grueso en la parte superior, va haciéndose más delgado hasta el extremo inferior. Está un poco torcido y su superficie se encuentra astillada en varios sectores. Si tiene alguna habilidad especial es la de poder haber sobrevivido casi dos siglos con el alquimista, quien le reparó frecuentes veces a lo largo del tiempo.


~ Anexo ~

* Le tiene un indescriptible afecto a su bastón. La última persona que causó accidentalmente que se rompiera no acabó en muy buen estado de salud. De hecho, acabó sin salud.

* Come demasiado. La práctica de la alquimia que él utiliza no sólo recurre a su energía vital, sino que también quema calorías en la medida en que se usa, por lo que está continuamente hambriento.

* Como dato curioso, su energía desprende, extrañamente, un olor a menta fresca, fácilmente identificable cuando realiza alquimia o alguna otra clase de técnica que recurra a sus reservas de energía.

~ Historia ~
Nació dentro de una reducida manada de dragones, la mayoría de ellos un tanto jóvenes con respecto a los narrados por las leyendas (el más antiguo rondaba por los mil años). Desde su infancia se mostró distinto a los otros de su generación: más curioso, más indagador, y definitivamente, menos apegado a las costumbres de su círculo social. Pese a que no sentía inconveniente por ser una criatura nómada, el limitarse a vivir de forma rústica y salvaje no le llamaba mucho la atención. Esa rutina no le permitía conocer más del mundo.

Tras poco más de tres siglos viviendo esa vida abandonó a su grupo. Hasta el día de hoy desconoce si le buscaron durante su partida, o quizá después. Tampoco es que esté dentro de sus intereses el saberlo, pues no guarda hacia ellos algún afecto especial o sentimiento de gratitud. Los primeros años resultó difícil para él la vida independiente, y, por encima de todo, el mezclarse con las demás especies.

La primera lección por aprender había sido que no debía mostrarse con facilidad bajo su verdadera forma. La mayoría de quienes le vieron sufrieron una de dos reacciones: inmediatamente le atacaron para hacerse con alguna parte de su cuerpo, o bien simple fama, o sino huían aterrados (a veces dejando atrás, eso sí, algún rebaño de ovejas, o algo de ganado, por el descuido). Fue así como adoptó su apariencia humana. Una de las cosas útiles que había aprendido de los suyos era el convertir la forma propia en una más fácil de ocultar, más pequeña. Lo que ellos utilizaban para mezclarse en momentos peligrosos o huir, él lo tomó como una forma de unirse a esa curiosa sociedad de una forma casi permanente.

Luego de conseguir poder moverse entre los humanos sin algún miedo o rechazo por parte de los mismos, comenzó a dedicar horas, días, e incluso años, a estudiar diversos campos. La literatura humana, la base de sus ciencias, su religión, e incluso algo de magia, aún cuando ésta no terminó de convencerlo de desenvolverse en ella. Fue única y exclusivamente un arte el que captó su atención al considerarlo un cuerpo completo que englobaba las ciencias y la magia, así como una forma de vida: la alquimia.

Fueron varios los textos que consiguió acerca de lo que buscaba. Algunos hablaban de la etapa más primitiva de la alquimia, de su concepción. Otros glorificaban a los alquimistas y lo dotaban de rasgos difíciles de creer. Ningún documento estaba libre de información útil, pero muy pocos contaban con algún dato crucial. Sin embargo, tras décadas, dio con un par de libros, probablemente diarios, que explicaban acerca de algunos puntos claves para practicar la alquimia que lo llevaría a ser lo que es hoy en día. Pese a que muchas hojas estaban en mal estado, supo arreglárselas, con todos sus estudios anteriores, para construir el modelo que debía practicar. Un manejo de la energía propia, y de su entorno, para poder mutar la materia sin ir contra las leyes naturales.

El descubrir ese fascinante poder que antes le era un misterio, y poder practicar la fuerza que éste le brindaba, hizo nacer en él una mayor ansia de conocimiento, y, por supuesto, un deseo de fortalecerse. Se sentía capaz. Fue así como, guiado por algunos rumores, emprendió viaje hacia lo que había oído que era una academia dotada de toda clase de conocimiento mágico: "La Universidad".

Su ascenso en ese lugar fue corto. Más que graduarse, su interés recaía en la inmensa biblioteca de ese sitio. Su interacción social se redujo aún más durante esa época, apenas entablando cierto compañerismo con unos pocos estudiantes (entre ellos, y el más destacado, un curioso necromante). Se forjó en su forma de ser un carácter aún más violento, sarcástico y antipático, lo cual causó una serie de conflictos con los demás estudiantes. Haciendo caso omiso de las peticiones de los docentes, y las miradas de los demás estudiantes, se mantuvo unos años más allá, hasta recopilar el conocimiento deseado: se le había pasado por alto un eslabón al estudiar y dominar la alquimia, la piedra filosofal. Sabiendo que allí ya no podría obtener nada con respecto a ese mito, se marchó sin previo aviso.

Durante poco más de un largo siglo se recluyó en el valle de las bestias, tratando de mantenerse al margen de las disputas entre el cielo y el infierno, u otras razas. Lo más alejado posible de la civilización, y limitándose a interactuar con otros lo justo y necesario, fue acostumbrándose a esa monótona vida durante la búsqueda. No obstante, las tornas del destino giraron y le llevaron a involucrarse en los conflictos: una batalla había desencadenado una erupción volcánica, poniendo en peligro el valle, y con ello, su campo de estudio y área donde vivir.

Se encargó de desviar el curso de la lava para que terminase hundiéndose en un lago cercano, minimizando los daños a la ciudad, y sin esperar agradecimiento o retribución alguna, se marchó, sin tener en cuenta los rumores que correrían días después acerca del "misterioso dragón azul". Haciendo oídos sordos, prefirió que los rumores quedasen como eso y nada más. Luego de alejarse de la zona del desastre, cruzó sus primeras palabras con el líder de la insurrección demoníaca, Alastor, con quien se entabló una... amistosa y cálida charla que finalizo en el posible odio mutuo de ambas criaturas.

Hoy en día, tras algunas semanas luego del fatídico suceso, el alquimista decidió tomar las riendas de la caótica ciudad. Con la muerte del rey, la caída del "numeroso ejército", y el violento ataque del demonio a las bestias, no le fue demasiado complicado ni halló mayor oposición. Ocultando su naturaleza, y el haber sido quien ayudó a que la ciudad se mantuviese en el mapa, se limitó a cooperar con la reconstrucción de algunas zonas, organizar a los grupos, y reclutar a todos los que estuviesen dispuestos a defender su tierra ante invasores como el demonio mayor.

¿Bondad o interés? Sólo el tiempo clarificará lo que hay tras la máscara del varón.

~ Kudan ~
Nivel » 3

Nombre » Dalhan
Edad » Su edad real se desconoce, pero no ha de ser mucha. Aparenta ser un pequeño de catorce años, aproximadamente.
Descripción física » En su forma humana aparenta ser un chico cuya estatura ronda el metro con cincuenta centímetros. Es delgado, y permanentemente tiene su torso al aire. Viste tan solo un short que alcanza unos centímetros encima de sus rodillas, de color rojo, y una bufanda de la misma tonalidad; un cinturón negro y un par de botas carmesí. Su muñeca izquierda está adornada con un brazalete dorado. Sus ojos son de un oscuro color rojo, y su cabello azul. Sus hebras son cortas, algunos cabellos apenas alcanzan el mentón, pero dos curiosos mechones se extienden encima de su cabeza, curvándose como una suerte de antenas.
Formas » Para facilitarle a su dueño el cargarle cuenta con dos sencillas formas. La más común es un anillo plateado engarzado por una piedra semejante a un zafiro. La segunda forma es la de una rústica espada, aparentemente de roca, con una longitud de dos metros. Tiene una suerte de vendas en el área donde se empuña, y con un filo improvisado compuesto de roca destrozada y esculpida. Pese a su apariencia, su resistencia es semejante a la de un arma metálica de buena calidad.
Descripción psicológica » Debido a la admiración que ha sentido hacia el alquimista, como la de un chiquillo hacia su progenitor, y la convivencia que ha tenido con él, ha ido moldeando su personalidad a la que asimila del dragón. Así, pues, actúa sarcástico y malhumorado, e incluso arrogante. A diferencia del otro, éste demuestra más ánimo y confianza en sí mismo, así como confianza en quien cuida de él. Temperamental, no tolera que se metan con el dragón. Por otra parte, resulta obediente con éste, aún cuando rechiste a la gran mayoría de cosas que le mandan a hacer (recados pequeños, cuando él aspira a algo más grande).
Historia » Perteneció anteriormente a un guerrero del valle de las bestias. Durante el ataque de Alastor a dicho lugar, el dueño falleció por producto de la lava al encontrarse en las inmediaciones del volcán para ir a investigar la afluencia de energía que había en el lugar del combate. Aún cuando también resultó, consiguió avistar la figura del dragón marcharse en la lejanía, haciendo acopio de todas sus fuerzas para perseguir a esa figura, creyendo que fue ésta la culpable de la tragedia.

Consiguió llegar al hogar del objetivo, sitio en el que desfalleció. Recogido por Jace y posteriormente cuidado por él, intentó atacarle en vano, explicándole sus motivos. Entre bufidos y gruñidos, el alquimista le explicó lo ocurrido. El menor, incrédulo, se negó a aceptar "esas mentiras", pero tras cavilar un rato vio que sonaba desagradablemente coherente.

Vivió durante unos días en el mismo hogar que el dragón, siendo cuidado por éste, y conociendo su estilo de vida. Poco a poco fue creyendo más en sus palabras hasta finalmente aceptarlas, instante en el que se creó hacia el mayor una gran admiración.

Habilidad #1: Escudo de energía » Puede crear, sea con su energía o (siendo empuñado o portado) la de su dueño, para crear un escudo de energía de color celeste delante de él. Ocupa un turno de carga, no obstante, puede realizarse sin éste para casos de emergencia. Si se usa sin cargar previamente, él (o si es empuñado/portado, el dragón) quedará sin capacidad de atacar o cargar el siguiente turno. El escudo tiene la misma estatura de él o del alquimista, dependiendo de a quién se defienda.

Habilidad #2: Ligereza » Cuando adopta su forma de arma, el peso de la espada es inferior al que debería de tener con respecto a su masa. Esto permite que cuando se le empuña sea mucho más fácil realizar cualquier clase de maniobra. A efectos prácticos posee un peso un poco superior al que tendría una espada bastarda. Esto, sumado a la fuerza del dragón, hace que no se le complique atacar o defender con la misma.

Habilidad #3: Potencia » En su forma de arma tiene la capacidad de aumentar la potencia de los golpes realizados con la espada. Con exactitud, no se "aumenta la fuerza del golpe", sino que al mismo se le suma un impacto realizado con la energía del kudan: el primer golpe sería el corte en si, y el segundo, simultaneo, sería el desprendimiento de energía. Dicho segundo golpe será siempre de impacto, indistintamente si el ataque realizado es punzante o cortante.

~ Imágenes ~
Por el tamaño de las imágenes preferí no ponerlas dentro de spoilers, sino con vínculos que conducen a las imágenes. Dar click en el nombre de la imagen.

Apariencia de Jace
Jace de dragón
(Sí, el de la imagen es blanco. Jace es azul.)
Apariencia de Dalhan
Dalhan de espada
avatar
Jace Beleren
Clase D

Mensajes : 9
Fecha de inscripción : 04/01/2011
Edad : 28

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Jace Beleren

Mensaje por Yusuke Aiden el Miér Ene 12, 2011 5:52 am

FICHA ACEPTADA

_________________
avatar
Yusuke Aiden
Clase A

Mensajes : 26
Fecha de inscripción : 26/12/2010
Edad : 27

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.