Historia

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Historia

Mensaje por Admin el Mar Dic 21, 2010 9:03 pm




Incontables son los siglos en los cuales se presume que existió un poderoso demonio llamado Sparda...
Pero ... ¿Quién era Sparda?


Cientos de veces dió muestra de que su fuerza era terrible y su poder totalmente inconmensurable. Era la mano derecha de Mundus, soberano del Infierno. Pero un día, sorpresivamente, Sparda se volvió en contra de su señor y luchó contra él. Logró vencerlo, y todos esperaban que se coronara como nuevo rey del Infierno... Pero en cambio, dio la espalda a su gente y se instaló en una torre en el mundo de los humanos. Esa torre se llamaba Temen ni-Gru.

Ya viviendo allí, se enamoró profundamente de una humana de nombre Eva. Pero la distancia entre ellos era enorme, siendo él un legendario demonio y ella una simple mortal. Por eso, Sparda invocó sus amplios poderes y dotó a su esposa del don de la inmortalidad. Vivieron juntos en la torre, y Eva dio a luz dos gemelos, de nombre Vergil y Dante.

Sparda forjó una alianza con los humanos en contra de los demás demonios, y los mortales se reunieron en una ciudad en derredor de la torre. Pasaban los años, y Dante y Vergil crecían; con el tiempo fueron patentes las diferencias entre ambos hermanos. El primero era despreocupado y belicoso, pero carecía de auténtica maldad; Vergil, en cambio, era frío y ambicioso. Codiciaba el poder de su padre y su objetivo secreto era volverse más fuerte controlando una poderosa espada escondida en el Temen ni-Gru. Siglos atrás, cuando aún estaba al servicio de Mundus, Sparda había sellado en su interior a un poderoso demonio llamado Alastor. Vergil intentó liberar y controlar el sello de la espada, pero no lo consiguió y la explosión de energía destruyó la ciudad a los pies de la torre. Sparda castigó severamente a Vergil, pero no lo expulsó del Temen ni-Gru.

Años más tarde, los humanos construyeron una nueva ciudad, más alejada de la torre, sobre el mar. La denominaron Fortuna. Durante mucho tiempo, ésta y el Temen ni-Gru mantuvieron relaciones cordiales, y unieron fuerzas más de una vez en contra de demonios malignos. El emperador de Fortuna fundó una orden, los Holy Knights, encabezados por cuatro Throne Knights cuya cúspide era el propio emperador. El objetivo de esta orden era luchar contra los demonios y otras criaturas malignas, salvaguardando así a los humanos que vivían en Fortuna.

Del otro lado del Temen ni-Gru, se extendía el misterioso Valle de las Bestias, habitado por criaturas fantásticas y regido por el dragón Kenryu. Este regente guardaba una estrecha relación con Sparda, hasta tal punto que los hijos del demonio legendario lo llamaban "tío".

Pero la llama de la ambición de Vergil no se había extinguido. Logró engañar a su hermano y así llegar hasta la espada de Alastor. Desató su poder, pero no pudo controlar tan tremenda fuerza, y el demonio encerrado por Sparda fue liberado de su centenaria prisión. Hubo un combate terrible, y Alastor logró escapar de Temen ni-Gru, no sin antes asesinar a Eva.

Sparda quedó sumido en una profunda desesperación tras la muerte de su esposa, y se replegó en silencio sin que nadie además de su familia supiera de él. Por su lado, Alastor se contactó con diversos demonios y criaturas, y quedó involucrado en una serie de combates en Fortuna que incluyeron la muerte del mismísimo emperador. Como reacción a estos eventos, el nuevo gobierno de Fortuna endureció una política xenófoba que prohibió la entrada a la ciudad a todo ser que no fuera angelical o humano, incluyendo hasta a sus antiguos aliados, los habitantes del Temen ni-Gru.

Fue entonces cuando surgió una misteriosa ciudad demoníaca en el sur, cuyo liderazgo Alastor reclamó y obtuvo. El propósito de los integrantes de este asentamiento, la ciudad de Irem, era la expansión, conquista y destrucción. Alastor avanzó sobre el Valle de las Bestias e invocó un volcán con el que enterró y mató a Kenryu, proclamándose así dueño del Valle. La erupción se había producido demasiado cerca de la ciudadela de Aegis, y parecía que todo el asentamiento iba a quedar bajo la lava y la ceniza; pero un misterioso dragón azul surgió en medio de la ciudad, con su magia desvió la lava hacia un lago, salvó la ciudad, y desapareció sin dejar rastro. Aegis, bajo el manto protector de ese dragón desconocido, se convirtió en la sede de la resistencia contra los demonios.

El mapa actual queda así configurado. El Temen ni-Gru se halla momentáneamente en silencio, mientras nadie sabe qué es exactamente lo que ocurre tras sus muros. La ciudad de Fortuna está cerrada a las criaturas sobrenaturales y sus caballeros se entrenan para una lucha inminente. El Valle de las Bestias es terreno de lucha constante con los invasores demoníacos. La ciudad del sur mira con ojos codiciosos la extensión completa del mapa.

Y tú...

¿De qué lado estás?
avatar
Admin
Admin

Mensajes : 15
Fecha de inscripción : 21/12/2010

Ver perfil de usuario http://hellgate.foro-gratis.org

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.